Turquía, un acuerdo envenenado.

La Unión Europea tiene un gobierno conservador, es un hecho notablemente olvidado en las explicaciones de la prensa sobre la actualidad europea. Hoy la actualidad gira en torno al acuerdo alcanzado el pasado 29 de noviembre con Turquía para limitar la entrada de nuevos demandantes de asilo a la Unión Europea; en los próximos años se enviarán a Turquía aproximadamente 3 mil millones de euros en varios tramos para que este país refuerce su sistema fronterizo y sea capaz de contener en su territorio a los buscadores de asilo humanitario.

Una vez más Europa prefiere eludir sus responsabilidades respecto a la situación política en Oriente Próximo, y opta por externalizar el problema: ¿para qué discutir sobre la identidad en la nueva Europa y presionar para pacificar sus fronteras si podemos utilizar dinero para esconder la realidad bajo de la alfombra de otro? Como medida de presión Turquía abrió sus fronteras con la Unión en agosto de 2015, y repentinamente los gobiernos europeos descubrieron que existía una situación crítica con refugiados sirios desde hacía varios años. En este contexto la Comisión Europea podría haber planteado con 3 mil millones de euros y voluntad política repoblar regiones rurales en toda la Unión y protagonizar un nuevo desarrollo que ayudase a pacificar su área de influencia.

Entrada de migrantes en Europa

Entrada de migrantes en Europa

Nuestros gobernantes han preferido sin embargo reforzar al partido conservador turco (Partido de la Justicia y el Desarrollo) que en 2013 reprimió brutalmente las protestas pacíficas en la Plaza Taksím, que bombardea sin miramientos asentamientos civiles relacionados con el PKK durante las negociaciones de paz[1] y que dispara contra barcos repletos de refugiados para obligarles a dar marcha atrás y volver al conflicto[2]. La Unión se autoproclama campeona de la justicia y los derechos humanos alrededor del mundo, pero prefiere dejar estancados a los que buscan asilo en un país que sufre atentados casi semanalmente, que interviene directamente en el conflicto armado de Siria, y que fue la antigua potencia colonial en la región. Cuando la media actual para la tramitación de los permisos de refugiado en Turquía es de 2 años[3] – es decir, un refugiado afgano o sirio que entre hoy a suelo turco no recibirá cita previa para empezar a tramitar su caso hasta 2018 – los eufemismos “mejorar el control de fronteras”, “combatir el tráfico de seres humanos” y “ofrecer derechos laborales a los refugiados” no dejan de referirse a retenerlos en campos de refugiados dónde se les permita trabajar en manufacturas por un par de euros a la hora.

Resulta lamentable, en mi opinión, que las únicas trabas a este acuerdo puedan venir de las fuerzas euroescépticas del Este de Europa, bastante contrarias a la reactivación del proceso de adhesión de Turquía a la UE y a la expedición de visados rápidos para ciudadanos turcos que quieran visitar o residir en territorio Schengen. Por primera vez, las presiones internacionales han impedido a Chipre (que reclama la otra mitad de la isla, invadida por los turcos tras la descolonización inglesa) y Grecia oponerse de frente al acuerdo. En este escenario Turquía gana un peso sobredimensionado sobre la solución política de los conflictos en la región, secuestrando el apoyo de la UE frente a actores imprescindibles como el Kurdistán, Irán o Arabia Saudí. Ojalá algún día Turquía ocupe el lugar que históricamente le pertenece como parte de la familia Europea, pero no esta Turquía ni en estas condiciones.

España, como puerta Occidental de Europa se habría beneficiado bastante de los tres mil millones de euros y un papel de liderazgo en la resolución de la crisis migratoria…pero el gobierno europeo teme que los refugiados puedan ejercer en Europa un derecho humano tan básico como la libre circulación.

[1] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/10/151005_siria_turquia_aviones_rusos_refugiados_platicas_erdogan_aw

[2] https://www.amnesty.org/es/latest/news/2015/09/turkey-must-not-force-shipwrecked-refugees-and-asylum-seekers-to-return-to-syria-and-iraq/

[3] https://www.amnesty.org/es/press-releases/2014/11/turquia-miseria-abusos-frontera-agrava-drama-siria/

 

Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0)

UA-55908739-1