La incoherencia como forma de gobierno

La pasada semana estuvo bastante movida por lo que al panorama político atañe. En concreto, dos son las noticias más relevantes a mi juicio: una la anulación del macroproyecto Eurovegas y, por otro lado, el anuncio de las preguntas a realizar en la hipotética consulta para la autodeterminación de Cataluña.

Ambos temas llevan en la picota mediática desde hace mucho tiempo y son muchas las filias y las fobias que suscitan. Respecto a las filias, debido a la actual situación de estafa (también llamada crisis) en que vivimos, estos dos procesos han tenido gran número de seguidores. En el caso de Eurovegas, la promesa de creación de 250.000 puestos de trabajo, y en el de Cataluña, la creación de un Estado propio que permita la libre gestión de sus recursos (no sólo es por esto) han sido argumentos de peso para que contaran con un apoyo considerable.

Ambos procesos, llevan consigo la necesariedad de una reforma intensiva del sistema legal o incluso de la Carta Magna.

A este respecto, resultan curiosas la posturas adoptadas por el partido de gobierno y sus dirigentes. En el caso Eurovegas no fueron pocas las voces las que se apresuraron a afirmar que “se cambiarán las leyes que haga falta” (E. Aguirre) de las que también se hacía eco su sucesor en el cargo a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Por el contrario, es chocante como, ante las proclamas soberanistas del pueblo catalán y, digo bien, del pueblo catalán se niegan en rotundo a una posible vía de negociación. Porque quien piense que esto es un mero problema de partidos políticos es que todavía no se ha enterado de la política. Como decía, ante el problema catalán, que cada vez parece más irrevesible, la posición del PP ha sido de enroque total y de inflexión ante las demandas de consulta acerca de la independencia de Cataluña.

Por tanto, me resulta harto díficil entender como el gobierno y la Comunidad de Madrid rendían pleitesía y estaban dispuestos a cambiar leyes, a aplicar descuentos del IBI de hasta un 95% a una persona acusada por blanqueo de dinero, de dirigir y controlar la prostitución en sus casinos, de soborno y un largo etcétera. Pero por otro lado, se niegan en rotundo a aceptar una reforma constitucional para que la consulta o referéndum que se pretende hacer en Cataluña se ajuste a la legalidad.

A mi entender, como casi todo en política, es cuestión de prioridades y de valores democráticos. No tengo nada claro que es aquello más beneficioso para España, si una reforma y refuerzo de las autonomías, si ir hacia el enigmático estado federal que plantea el PSOE, pero que creo que ni ellos mismos tienen claro o recentralizar el poder decisorio como parece que desea el PP o los magenta.

De lo que sí que estoy seguro es de que con el inamovilismo y falta de diálogo actual se van a extender las fracturas sociales y territoriales. Que gobernando a golpe de ‘testiculina’ como parece que lo quieren hacer ministros como Montoro, Wert, Gallardón o Fernández Díaz la cuerda se tensará cada día más hasta que no aguante y se rompa. A todo esto hay que sumar la constante ceguera de un gobierno que toma medidas tan kafkianas y criminales como la de no impedir los cortes de luz y gas durante el invierno a aquellos hogares que no puedan asumir su coste.

En fin, si con todo esta coyuntura luego alguien se extraña de que en un futuro las manifestaciones dejen de ser “como fiestas de cumpleaños” es que es un/a hipócrita.

Related News

2 Responses

Leave a Reply
  1. Andrea Barberá Palanca
    Dic 27, 2013 - 03:19 PM

    Bueno Raúl, ya sabes que como siempre estoy contigo, es brutal todo lo que está ocurriendo últimamente, mira si veo mal la cosa que creo que ni con la voz del pueblo se puede conseguir nada. Obviamente estoy muy contenta de que Eurovegas se vaya con sus puestos de trabajo y su dinero a otro sitio porque ya tenemos suficiente corrupción en España como para que se “afilie” uno más. En cuanto al “reto” catalán solo decir que estoy en contra de la política que se está llevando desde Madrid porque sinceramente no sé si saldría que quieren un escisión de España o no, personalmente creo que saldría un no, pero bueno ese no es el caso, el caso es que la mejor opción es preguntarlo y hacerlo claramente, no como lo propone Cataluña que deja mucho que desear, y a partir de ahí y de la respuesta plantearse el sistema autonómico y la propia Constitución. Se supone que España es un país democrático, pues entonces la opinión de sus ciudadanos es relevante, que dejen que las personas hablen.

    Reply
  2. raulsoriano
    Dic 27, 2013 - 04:17 PM

    Com bé dius pel que fa a Eurovegas i a l’assumpte sobiranista catalá no puc afegir molt més, n’estic totalment d’acord amb tú. Ara bé, i veig encertat el matís que fas, “Se SUPONE que España es un país democrático”. Sobre açó caldria discutir, en el bon sentit de la paraula, amb una cervesseta a la mà i tot un matí.
    Pense, que avui en dia, la nostra democràcia esta buida de contingut fàctic. Formalment és una democràcia perquè podem votar, podem presentar-se a les eleccions i un llarg etcétera.
    Però existeix una democràcia real, efectiva, actual, a un país on el poble no pot demanar un revocatori al govern, on només “la fiesta de la democracia” es limita a dipositar un paper teledirigit des de les oligarquies dels partits, on Montesquieu va ser assassinat fa dècades i, per últim, on la sobirània estatal (el poder) està dirigit pels “MERCATS”?
    Doncs, jo he de dir que rotundament NO. Que cal que es plenen les institucions de continguts i d’idees (no d’interesos sectorials), mecanismes d’Accountability a l’estil britànic que posen límits a les tentacions de desviarse de la conducta adequada i exemplar.
    Queda molt per recórrer, però el canvi som nosaltres i el moment és ara.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0)

UA-55908739-1