La huella de la Transición en el sistema electoral

Riker (1986) define la herestética electoral como “la manipulación directa de la estructura política en beneficio propio”.

El sistema electoral es un elemento de gran importancia a la hora de medir la calidad democrática de un país. En las democracias representativas de la actualidad, las elecciones son el mecanismo que legitima el sistema, el máximo exponente de la democracia. Su configuración representa la distribución de poder de los ciudadanos. Contaminar ese poder, significa contaminar el sistema. Y eso es lo que sucedió en la transición, la supuesta democracia en la que íbamos a vivir se vino abajo desde sus inicios; se crearon unos mecanismos específicos para ello, para difuminar la voluntad general y manipularla en beneficio de unos pocos.

Hablo de la maniobra política que los dirigentes de UCD llevaron a cabo en la transición. Crearon el sistema electoral ajustado a su medida, como si de un traje se tratará, combinando los distintos elementos para tener asegurada su victoria. Este ajuste en el sistema electoral otorgó la victoria a UCD como habían planeado y en la actualidad los partidos políticos de nuestro país se ven beneficiados o perjudicados como consecuencia de esta manipulación en el sistema. ¿Cómo? A continuación trataré de analizar algunos de los elementos que politólogos y sociólogos han descubierto que contribuyen a ello, se trata de los llamados sesgos: el “sesgo mayoritario”, el “sesgo conservador” y el “sesgo de participación”.

El sesgo mayoritario supone que un mayor número de votos en un partido político produce sobrerrepresentación y un menor número de votos más infrarrepresentación, los partidos políticos se alejan enormemente de la representación real que deberían tener, sea por encima o por debajo. Los partidos mayoritarios se ven siempre beneficiados sobre los minoritarios, sesgando el valor real de los partidos minoritarios. Este es el elemento que hace que sean el PP y el PSOE los partidos que se repartan la mayoría de los escaños, la mayoría del poder. El resto de partidos se ven gravemente perjudicados por este fenómeno, sin obtener la representación real que les corresponde.

Los elementos que provocan el sesgo mayoritario son el tamaño de la circunscripción y la fórmula electoral. Una circunscripción de baja magnitud (circunscripciones pequeñas con pocos escaños) hace que los partidos más votados sean quienes obtienen los escaños dejando de lado los partidos minoritarios y haciendo así que se pierdan los votos de muchos ciudadanos. Si en una circunscripción sólo se pueden obtener dos escaños, se los llevarán los partidos más votados. Aquí interviene la fórmula electoral. La ley D´Hondt es una fórmula muy desproporcional que sobrerrepresenta los partidos grandes e infrarrepresenta los pequeños.

El sesgo conservador supone que además del tamaño del partido también cuenta su identidad política, es decir, dependiendo de tu ideología tu voto valdrá más o menos. Se ha podido comprobar que los partidos de centro-derecha resultan más sobrerrepresentados que los de centro– izquierda. En España el voto de los ciudadanos ideológicamente conservadores tiene más valor que el del resto de los ciudadanos.

Los elementos que provocan el sesgo conservador son la desviación del prorrateo y el efecto de varianza. Estos elementos provocan que el valor de los votos varíe según su destinatario. En las zonas tradicionalmente conservadoras en España (zonas rurales) los votos de los ciudadanos tienen más valor que en las zonas progresistas (zonas urbanas), esto es una violación clara del principio básico de igualdad de voto. El voto de todos los ciudadanos no es igual y aunque en ningún país es igual en España está muy distorsionado. Según tu procedencia y tu ideología variará el valor de tu voto.

Estos fenómenos que surgen en nuestro sistema electoral no son ningún tipo de efecto colateral, el sistema fue creado específicamente para que produjera estos efectos. Pero el hecho de que este sistema fuera creado para dar la victoria a UCD no responsabiliza únicamente a este partido. No fue creada para dar específicamente la victoria a UCD si no a las élites políticas españolas. En ese momento fue UCD quién se benefició, más adelante PSOE, AP… PP. Y en todos estos años se podrían haber hecho modificaciones en la ley electoral para corregir estos efectos, pero a nadie le ha interesado.

La aprobación de la ley electoral no fue sólo de UCD. Suarez necesitó el apoyo de todos o casi todos los sectores políticos. Tuvo que pactar tanto con franquistas como con socialistas… ¿Cómo es posible que los sectores franquistas pudieran influir sobre el diseño de los elementos electorales de un futuro sistema democrático?

Pero, aunque parezca suficiente, esto no es todo. En España se da también un sesgo de participación. Esto significa que una baja participación en las elecciones beneficia al partido conservador (primero benefició a UCD y hoy al PP). De la misma manera que el PSOE se ve beneficiado por la alta participación.

Las circunscripciones rurales son las que tienen mayor valor pero también las que tienen menor número de habitantes. Las circunscripciones urbanas son las que tienen mayor número de habitantes. Si la participación es baja en general el partido conservador se ve beneficiado ya que el triunfo en las áreas rurales ya lo tiene asegurado, si las áreas urbanas también desciende la participación tiene menos competencia ya que en esas áreas suelen ganar partidos de centro-izquierda. Así es cómo se ve beneficiado. Por el contrario, si la participación es alta, el partido conservador tiene mayores dificultades para imponerse en las áreas urbanas. UCD esperaba una baja participación y de esta manera hoy es el PP quién se beneficia con una abstención electoral alta.

A través del sistema electoral se aseguraron de que la derecha siguiera estando siempre por encima de todo, oprimiendo a la izquierda a través de una situación extrema de desigualdad electoral (y hablo de la izquierda, no del PSOE, partido que también se ve beneficiado de esta manipulación electoral). A mi entender esa transición a la “democracia” no era más que un lavado de imagen. Mientras exista una desigualdad política tan descarada, mientras la izquierda siga marginada no existirá la democracia en este país. Sin igualdad de voto, sin igualdad de oportunidades para los partidos políticos, sin igualdad ideológica esto no es democracia.

Pero ¿de qué nos sorprendemos?, ¿qué podíamos esperar de una democracia hecha por franquistas, algunos dirán que bueno… eran franquistas progresistas que querían un cambio, que querían democracia y libertad para los españoles…bien, pero eran franquistas ¿no? ¿Tenemos que darles las gracias por “liberarnos” de la dictadura?

El sistema electoral sólo es una muestra de los errores de la transición que seguimos pagando hoy en día. El proceso constituyente está cargado de métodos dudosos, poco democráticos, para muchos ilegítimos y este es sólo un ejemplo más.

Si el proceso electoral da legitimidad al sistema… ¿Qué legitimidad tiene un sistema creado por los mismos gobernantes del franquismo y creado a través de unas leyes franquistas? ¿qué legitimidad tiene un sistema en cuya base encontramos los elementos más claros de desigualdad? el sistema electoral, en las democracias representativas como la nuestra, es la base de la democracia y si la base de la democracia está diseñada por crear desigualdad entre los partidos políticos; favorecer a unos y desfavorecer a otro ¿Dónde está la democracia? Llamamos democracia a poder ir a votar cada cuatro años, para mí personalmente no lo es pero no entraré ahora en una reflexión sobre el verdadero sentido de la democracia. Pero, si aceptamos que democracia es votar y elegir un represéntante, que menos que el sistema no esté manipulado y nuestro voto puede representar de verdad nuestra voluntad independientemente de cuál sea.

Hay mucho por lo que luchar, hay mucho que cambiar pero ¿se puede hacer a través de las urnas? No invito con ello al absentismo electoral. Pero si veo necesaria una profunda reflexión sobre el tema; si los instrumentos democráticos no funcionan habrá que cambiarlos, ahora falta descubrir cómo.

Related News

One Response

Leave a Reply
  1. Anónim
    Mar 26, 2014 - 03:25 PM

    Muy bien escrito! Enhorabuena por el pedazo articulo! Queremos mas!!! 😉

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0)

UA-55908739-1