Apuntes sobre el fascismo (II)

En palabras de Mussolini el fascismo es la “doctrina de la acción”. Acción implica movimiento o cambio, pero ¿implica reflexión o fueron todo marchas sobre Roma y violencia? En este artículo, como anticipábamos en Apuntes sobre el Fascismo (I), abordaremos el problema de los intelectuales.

Existen al menos tres imágenes diferentes que el fascismo se hizo de sí mismo, y que representarían a tres grupos diferentes de intelectuales.

Un primer grupo estaría formado por conservadores asustados por lo que consideraban los excesos de la democracia, y para los que el fantasma del comunismo que dibujaba Marx y que se estaba materializando en Rusia era un peligro inminente. Estos, frente a la clase obrera organizada, exigían el orden que el liberalismo clásico no estaba sabiendo darles. En términos de negación hablamos de antibolchevismo. El ente en el que se materializa el orden y la custodia de la jerarquía es el Estado.

Para esta versión, la “estatalista”, el representante más autorizado es Giovanni Gentile (filósofo oficial del régimen, al menos los primeros años). Éste se considera a sí mismo heredero directo de la derecha histórica. Para él, el fascismo es una forma superior (superior en cuanto superadora) del liberalismo, que lo restaura y lo moderniza. No hay en el fascismo ruptura, sino cierto continuismo. Defiende la necesidad suprema de un Estado fuerte. Un Estado superior al individuo, un individuo que fuera del Estado no es nada. No es la nación la que crea el Estado, sino el Estado el que crea la nación. Su pensamiento se inspira fuertemente en Hegel.

En un segundo grupo encontramos un fascismo extremista que se expresa por antítesis de la democracia liberal y como competidor revolucionario de la revolución soviética. Sus teóricos creen tener con los comunistas un enemigo común, antagonismo que se resolverá en un próximo choque entre Roma y Moscú. Se define como fascismo integral y rompe con todo ligamen del pasado. Entiende el fascismo como la “verdadera” revolución del siglo XX. Sus teóricos son jóvenes “desarraigados”, embriagados por la guerra y fascinados por la violencia. La teorización de esta rama del fascismo es menor. En términos de negación hablamos de antiliberalismo. Aquí, el ente que materializa el orden y la custodia de la jerarquía es el Imperio. Los fascistas “imperiales” provienen en su mayoría de las filas de los nacionalistas y como rasgo definitorio son jóvenes. Su única experiencia política es la Gran Guerra. En el mundo del arte se materializa en una corriente vanguardista, el futurismo, que pretende reaccionar contra la decadencia cultural de Italia, una Italia obsesionada con las ruinas de un pasado glorioso del que solo quedaban huellas. Por este motivo, Umberto Boccioni, en Estética y arte futuristas, afirmaría que el arte predominante de su época era “degenerado” y “necrófilo” y sentaría las bases del nuevo movimiento artístico abiertamente fascista.

Por último, tenemos un fascismo mediador que niega tanto la democracia liberal como el bolchevismo y en el que la nación materializa el orden y la jerarquía. Sus teóricos lo conciben como conciliador de los opuestos, como síntesis y “tercera vía”. Éste prevalecerá en la propaganda oficial. Ni la “dictadura de la burguesía” que podía ejemplificar el primer movimiento, ni la “dictadura del proletariado” que podía expresar el segundo sería del agrado de estos. El Estado corporativo es para ellos también el Estado-nacional.

Espero que ambos artículos hayan ayudado a clarificar el significado de un concepto que parece que se resiste a desaparecer de nuestro vocabulario. No quiero decir con esto que solo podamos utilizarlo siendo conscientes de su significado puramente académico. Cada uno es libre de emplearlo cuando quiera, incluso si el objetivo no es otro que el simple y castizo arte de la ofensa, pero conviene saber de qué estamos hablando. Si no lo hacemos por nosotros hagámoslo por el enriquecimiento del debate público/político.

Foto portada/italiaenguerra.blogspot.com

Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0)

UA-55908739-1